“La realidad no permitía ser encorsetada”

Todo es ficción, todo está dicho.

Crítica a MIRÁ QUIEN HABLA! de Pablo Parolo.

Bueno, hay que aclarar que no soy actriz ni ejerzo alguna profesión relacionada al teatro, así que lo que podemos llamar critica, es una opinión desde mi rol de espectadora, desde mi lugar, bagaje y experiencias; por lo mismo, muchos detalles o referencias se me pueden haber pasado por alto.

No planeo hablar de la obra en su totalidad, sino hacer hincapié en lo que más me gustó. A decir verdad, hay otras obras de teatro que me gustaron mucho más, digamos, que me tocaron más, pero esto no quiere decir que no la haya disfrutado.
Solo vengo a contarles lo que yo viví y me quedo resonando.

Primero, quiero compartirles una cita:

El vestuario elegido era la ficción; el cuerpo, la realidad. La ficción, la fantasía, la imaginación, como el corsé, pretendían imponer un orden a la realidad: “este es el comienzo”, “este es el final”, “esta historia trata de esto”, “este es bueno, aquel es malo”. Pero la realidad siempre era más grande, siempre más compleja. Como el desbordante cuerpo de aquella mujer, la realidad no permitía ser encorsetada.”

La oscuridad de los colores – Martín Blasco

Yo llegué pensando que iba a ver una comedia y en parte es así, me reí  y definitivamente hay momentos hilarantes dentro de la obra. Pero también es agridulce, es drama, es hostigamiento, es un vano intento de decir algo diferente a lo impuesto. De expresarte con tu propia voz.

En esta producción todo está dicho, todo está grabado; las voces repentinas de los actores interrumpen el ritmo dado, el chiste, el baile, y se transforman en un grito que increpa, que sorprende, que te estalla en la cara y te lleva a preguntarte (por unos segundos): ¿esto está planeado? ¿es parte de la presentación?

Lo es.

La risa, el baile, el maquillaje y el vestuario son parte de la representación de esas canciones o de esos diálogos, pero también lo es el silencio, la voces en vivo que no se escuchan, no, que no hablan, los gestos que no se manifiestan, todo aquello que se oprime. Eso es parte de la obra.

Mirá (bien) quién habla es, precisamente, que ellos no están hablando.

Es una crítica, es una representación, es opresión, es el cuerpo que, de pronto, se apaga cuando quiere hacer algo que no estaba escrito. Es ficción, es la realidad misma.
Es el show, es el vestuario, es la escenografía y coreografía que en pleno acto se transfigura, se rompe, pero la historia debe continuar. Con cuerpo inerte y personajes desfigurados incluso.


A pesar que no me gustó demasiado el recurso de las grabaciones (no entendía que decían) y prefería oír las voces de los actores, entendí porque se lo usó. O eso me parece, no creo que todo esté en mi cabeza.

Anuncios

2 thoughts on ““La realidad no permitía ser encorsetada”

  1. Aylén Fuente says:

    Hola<3, qué lindas palabras usas para describir la obra aunque no te haya gustado como otras. Bien de comunicadora lo tuyo, siempre con las palabras justas para explicar tantas cosas en una entrada cortita :)
    Hace mucho no me pasaba por acá, no recuerdo haber visto así el blog, está más bonito y limpio<3.

    Saludos, nos leemos
    Aylu.

    1. vosacookie says:

      Aylu♥ Siempre me provoca mucha ilusión leer tus comentarios, gracias por pasarte♥ Y por las palabras! No publicaré seguido, (trato de no abandonar algo que en la práctica me gusta), pero recibir un comentario de alguien que se toma su tiempo para leer lo que escribís es verdaderamente emocionante y estremecedor! A pesar que uno al principio no se lo imagine ni espere. Gracias!
      Un abrazo ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s