I get now. I get it. (…)

(…) The things you hope for the most are the things that destroy you in the end.

Esto solo será un comentario del libro, y explicar un poco porque es mi favorito de los libros de Green (aunque WG WG fue escrito junto a David Levithan). No será una reseña o sinopsis, porque no me salen, fin. ¡Y quiero comentarlo porque es un libro que adoré mucho!

Will Grayson Will Grayson se relaciona con la entrada anterior (“Básica”), porque los protagonistas (ambos llamados Will Grayson), son personas comunes, básicas y no sé si decir mediocres, no extraordinarios tal vez. Y me encanta. Son dos personajes tan reales (me encantaría tenerlos de amigos), con sus problemas, a primera vista, simples. Leerlo por primera vez, fue como leer parte de mis viejas inseguridades (o a veces, no tan viejas) expresadas en un libro. Fue bello y delirante. Para algunos no será el mejor libro de Green, como Looking for Alaska, Paper towns o The fault in our stars, aunque lo co-escribió junto a David Levithan (tengo entendido que fue idea de él) pero hoy, éste es mi preferido, en su simpleza, exageración y en estos personajes creíbles y con sus miedos tan comunes. En el final creo que estaba medio riendo-medio llorando (de alegría, de tristeza).
Al principio, no lográs diferenciar a los protagonistas, en ningún momento te ponen algo así como: “Ahora habla el otro Will Grayson”, y es mejor, después se los distingue, una vez que empezaste a conocerlos.
En WG WG, hay un quiebre entre una fuerte amistad que creció en la niñez, y es genial, porque eso siempre ocurre en la realidad. Solo que en el libro los personajes terminan arreglándose, o sintiéndose un poco mejor entre ellos, cuando en la vida real, esto último no siempre pasa. Como en la amistad entre Sutter y su amigo (se me acaba de ir el nombre, dios), de The spectacular now (de Tim Tharp), esa amistad se desgasta, tiene un quiebre que no se arregla, ¡y duele! Por eso ese libro me gustó también, porque es amargo y real, solo que muestra el lado que no te gusta ver y/o admitir.
Los protagonistas sufren, se sienten solos y avergonzados, a pesar que no hace una gran descripción de lo mal que la están pasando o que quizás, no padecieron grandes dramas, ellos sufren. Se sienten “not that smart. Not that hot. Not that nice. Not that funny.”

No sé como decirles lo sencillo que es el libro, y a su vez, lo dulce, triste, delirante y genial que es.
La escena final es adorable e hilarante, y ese final abierto (que no sabés si es mejor así, o si odiarlo), si bien te deja con ciertas dudas, con preguntas: ¿Y? ¿Qué pasa entre Will y Tiny? ¿Y el otro Will?, es bueno, te deja un buen sentimiento.
La relación entre el primer Will y Tiny es preciosa, su amistad es demasiado graciosa y fuerte, y dolorosa, porque a veces las amistades también duelen. “(…) But if we could pick, i’d pick you”
¡El personaje de Tiny Cooper! La obra que arma Tiny es genial. La amo. Me encantaría ver el libro hecho película y/o obra teatral. Pero que no lo hagan mal, es demasiado adorable y valioso para mi. (Ya habla la directora (?))
Los tres protagonistas, los Will Grayson y Tiny, son fantásticos, en su gran sencillez y “normalidad” (?), no son extraordinarios y eso los hace aun mas grandes.
El hermoso cierre del libro:

“He may be heavy, but right now he floats”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s