De cómo terminaré siendo una mujer frustrada, histérica y con diez gatos.

Bueno, quizás estoy exagerando a propósito.

En realidad no tengo mucho para decir. Paso por esas etapas en las que no sé que escribir o soy demasiado vaga para sentarme y pensar un poco.

Haré el intento.

Me detuve a pensar en lo inestable que es uno, en la facilidad con la que podés ponerte de mal humor, incluso triste. Quizás en la necesidad que tenés de caer en la autocompasión y victimizarte, en dramatizar y acomplejarte por pequeñeces, decepcionarte, permitir que cosas que, si te detenés un segundo a pensarlas bien, te das cuenta que en realidad no son el gran problema. Y el que diga que tonteras como: “¿Por qué no hay papel higiénico en el baño?” no afectan su estado de ánimo (o mejor, no le dan una razón más para explotar y empezar a despotricar), miente.  El ejemplo puede ser lo mas tonto posible pero, lo vi.

En mi caso, pierdo la paciencia con bastante facilidad y como buena llorona y sensibilera (?) que soy, pequeñas cosas pueden saturarme y hacerme explotar. Un ejemplo de ello es el mal humor que uno acarrea por el motivo que sea y empieza a buscar la forma de extenderlo y hacer sentir mal al resto. Porque si uno no está bien, el resto no puede estar contento (?) y ese tipo de actitudes, llegar mal y buscar hacer sentir mediocre al otro (ya sea como forma de descargarse, o lo que sea) me sacan de quicio (aparte de entristecerme un poco dependiendo de quien se trate). Quizás un ejemplo pequeño, uno de tantos.

Bueno, no quiero ir al otro extremo y empezar a profesar que hay que celebrar la vida (Sí, me acorde de esa canción pegajosa y odiosa de Axel, creo), vivir felices y contentos y cosas por el estilo. Creo que necesitamos de ambos aspectos, de los dos extremos. Pero tampoco caer en el acto de explotar ante la mas mínima e idiota nimiedad.

¡Celebra la vida, hermano! (?) Bueno, no, no soy graciosa.

Me hubiera gustado expresarme mejor. Pero, es lo que hay.

¡Ah! Perdonen los errores de ortografía, si es que alguien está leyendo y desea corregirlos es bienvenido. Eso si, de forma constructiva y no destructiva (Oh, podría comentar respecto a eso en otra entrada)

¡Saludos!

Pd: En vez de “50 sombras de Grey” será “(Los) 50 gatos de Emilia” (Lo sé, suena raro y ni siquiera es gracioso :P)

Anuncios

One thought on “De cómo terminaré siendo una mujer frustrada, histérica y con diez gatos.

  1. Pocket Manu says:

    “Los 50 gatos de Emilia”
    Suena a que vas a prostituir chicas…Oh, wait…(?)
    El mundo tiene que importarte menos, por más difícil que sea…No podemos estar llorando por todo siempre, nos agotaríamos (?)
    Y no te preocupes, no sos tan histérica como la mayoría… :3 Un poquito está bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s